Publicado en Formación de líderes, Relaciones personales, Sentido de vida, Sufrimiento, culpa y muerte

¿Ser abierto o ser feliz?

58622566_s
Ser abierto a sentir las emociones y vivir la vida con intensidad

Hoy en día está de moda la felicidad.  Todos queremos ser felices y no hay nada de malo en desearlo.  ¿Pero lo estamos logrando?  Parece que de tanto perseguir la felicidad, ésta se nos escapa.  Tal vez estamos buscando en el lugar equivocado o tal vez estamos confundidos y no sabemos exactamente qué buscar;  y en el afán vamos dejando la vida sin saborear y desperdiciamos ocasiones invaluables y relaciones significativas pensando que  nos desviarán del camino hacia la felicidad.

El titulo de ser abierto o ser feliz se refiere a la forma como llegamos a la misma meta. Cuando pensamos en felicidad, por supuesto que es lo que todos deseamos, para nosotros y para los que nos rodean.  Pero esa es la meta? y cómo llegamos a ella?  La vida esta llena de altibajos, de momentos agradables y momentos tristes.  Grandes logros y tambien grandes fracasos.  Por mas que queramos evitarlos, se presentarán para hacernos sentir como que la vida es tan compleja que es muy difícil ser feliz.

Pero mi invitación es a ser abiertos!! abiertos para abrazar cada decepción que se nos atraviesa, cada tristeza, cada dolor, cada fracaso.  Abrazar nuestras emociones significa estar abierto a ellas, a la tristeza, al sufrimiento de otros y al sufrimiento propio.  Esto es opuesto a lo que nos invita el mundo, de evitar a toda costa el dolor y apartar todo lo que no sirva, se vuelva obsoleto o viejo.  Y se nos va la vida tratando de evitar lo inevitable y persiguiendo lo que se nos escapa.

La felicidad vendrá, cuando logremos vivir la vida intensamente, con todo lo que trae y seamos movidos en nuestro interior por las situaciones duras que logramos superar. Dejar de centrarnos en nosotros mismos y nuestra propia felicidad para ver al otro y acompañarlo en su dolor y juntos disfrutar del encuentro.  Y avanzar cada día en lo simple y sencillo de la vida por el camino de felicidad que todos estamos buscando.

Como dijo un poeta: “Son nuestras lágrimas las que abren un espacio para que nuestra sonrisa se acomode”.  Asi que tal vez sea importante cambiar el enfoque de la pregunta:  ¿Ser abierto? o ¿Ser feliz?

Escojamos sentir!!cropped-logo-en-jpg1.jpg

Publicado en Educación, Perdón, resentimiento, reparación, Relaciones familiares, Sufrimiento, culpa y muerte

Resiliencia: Resistir, fortalecerse y transformarse.

IMG_1948La resiliencia es esa capacidad que tenemos de soportar y superar las adversidades para salir transformados en seres nuevos, con nuevos conocimientos, habilidades y actitudes.

Todos tenemos diferentes grados de fortaleza y también somos vulnerables en mayor o menor medida a diversas personas y situaciones.  Pero así mismo, lograremos superar hasta las mayores pruebas si contamos con las herramientas adecuadas tanto personales, como sociales y espirituales.

Es importante que enseñemos a nuestros hijos a confiar, aunque hoy en día se nos lleve a la actitud contraria, ya que deben poder contar con alguien en los momentos de dificultad, que los ayude a salir adelante con su experiencia o soporte.  Un niño que es maltratado o acosado en su casa, colegio o entorno en general debe poder encontrar la ayuda en un adulto significativo, compañero de clase e inclusive en su interior sacando herramientas como el humor que le dará una nueva perspectiva para ver la vida mas relajadamente y salir de su concha para pedir ayuda.

Una espiritualidad bien fundamentada lo hará salir de si mismo para ponerse en los zapatos del otro, es decir, ser compasivo, entender que en el mundo no estamos solos sino que nos encontramos rodeados por personas que al igual que nosotros sienten, aman, viven y necesitan de nuestra comprensión.  Saber que somos útiles y que otros nos serán necesarios a la vez.

Para lograrlo debemos enseñar el valor del silencio y de la palabra, su uso en relación con los demás; la meditación como forma de reflexión y espacio para poder preguntarse por las cosas importantes de la vida, el sentido de la existencia, el sufrimiento y la muerte.

En un mundo lleno de actividad y ruido, los momentos de aislamiento deben ser enseñados desde pequeños para dotar a las personas de un conocimiento mas profundo de si mismos y del mundo que les rodea.  Un silencio que no sea impuesto a manera de orden sino un silencio que sea una actividad con sentido, especialmente para los mas pequeños; como un espacio para escuchar los sonidos de la naturaleza, el cantar de los pájaros e inclusive los sentimientos y pensamientos propios.

Realizar actividades lúdicas e intelectuales  con personas afines, que promuevan la sana discusión, el intercambio de ideas y la camaradería y que se conviertan en amistades sólidas y solidarias.  Personas con quienes podamos contar en momentos de necesidad o simplemente personas que nos escuchen y ofrezcan un apoyo sincero.  Para nuestros hijos, un grupo de amigos con valores similares siempre será un tesoro que poco a poco se verá indispensable al transcurrir del tiempo.  Si ellos practican la compasión y la solidaridad, seguramente encontrarán el hombro sobre el cual descansar en su momento.

Son numerosas las herramientas que podemos ofrecer a las personas que sufren la adversidad, pero no hay como enseñar a los niños a identificarlas y utilizarlas desde pequeños de tal manera que en un momento de dificultad les sea connatural hacer uso de los recursos apropiados y sobrellevar los malos tiempos con mayor entereza, energía y poder salir adelante fortalecidos y transformados.

Libros recomendados:  “Sobrevivir para contarlo” de Immaculée Ilibagiza y “A child called it” de Dave Pelzer.

cropped-logo-en-jpg2.jpg

Publicado en Educación, Formación de líderes, Liderazgo por competencias, Perdón, resentimiento, reparación, Relaciones familiares, relaciones laborales, Relaciones personales, Sufrimiento, culpa y muerte

Un poco sobre nosotros

Mediante el Coaching de Vida buscamos apoyar a las personas en su desarrollo integral y el mejoramiento de sus relaciones laborales y familiares para lograr una vida plena, tranquila y feliz.

Acompañamos a las personas a descubrir y definir proyectos de vida trascendente y encontrar el sentido en situaciones de cambio, difíciles y dolorosas.

Promovemos una cultura del perdón como medio para sanar la propia alma y superar el estancamiento al que lleva el rencor y el resentimiento.

Ofrecemos charlas y talleres de formación que ayuden a potenciar los valores y las competencias de las personas y mejorar las relaciones en los equipos de trabajo.

Encontrar el sentido de vida en el trabajo, en la relación de pareja, en la educación de los hijos y en la vida social nos lleva a vivir con pasión poniendo lo mejor de nosotros mismos y superando los mayores obstáculos.

cropped-logo-en-jpg2.jpg